FIV

La llamada de la embrióloga

Por la mañana han llamado de la clínica. Resulta que de los 24 ovocitos conseguidos, 20 eran maduros. Han fecundado todos 20 y de ellos en este momento 13 se están desarrollando correctamente. El miércoles volverán a llamar para informarnos sobre cómo va todo.

Me ha sorprendido que había 20 ovocitos maduros, esperaba menos. Por otro lado, 13 células de 20 que empezaron a dividirse me parecen muy pocas, son sólo un 65%… entonces tengo pensamientos bastante pesimistas, porque si se han podido fecundar tan pocos, esto puede significar que hay algo mal con su calidad y que probablemente las que se han empezado a desarrollar también se pararán. Por tercer lado, 13 son bastantes y quizá hay la posibilidad que algunos lleguen al estado de blastocisto…

Por supuesto no podemos hacer nada aquí, solamente preocuparnos y esperar hasta el miércoles (mi marido les está mandando buenas energías recordando que los ganadores van a recibir un Meccano y un dron y de momento intentando no mencionar que tendrán que comer brócoli).

Unas horas más tarde ha llamado nuestro médico principal. Según él todo va muy bien, esta cantidad de embriones es totalmente normal y en este momento no hay motivos de preocupación. Por supuesto veremos en unos días, de momento no se puede decir nada sobre la calidad de los embriones, pero para este etapa del proceso todo está bien. Incluso con estas palabras es difícil no preocuparse…

FIV

La punción

Hemos llegado al hospital alrededor de las 07:15, por si acaso, ya que, según los documentos que nos dieron teníamos que hacer el ingreso a las 7:45 y dado que no estábamos seguros de si esto significa que a las 7:45 ya teníamos que tener hechos todos los trámites o bien empezar a hacerlos, ni de la cantidad de tiempo que duran estos trámites, entonces preferimos estar antes. La señora de la recepción nos ha hecho el ingreso y nos ha dicho de ir a la tercera planta, y esperar en la sala de espera; después de las 8 teníamos que llamar un timbre para que alguien viniera a buscarnos. Hemos dicho que bien pero de acuerdo con lo que nos dijeron, tenemos que estar allí a las 7:45 y no a las 8, ella ha respondido que las enfermeras comienzan a las 8 y que a los pacientes les dan hora antes por si acaso, porque por lo general vienen tarde… Bueno, nada. Hemos subido a la sala de espera.

Alrededor de las 8 ha venido una enfermera con un gorro del monstruo de las galletas y nos ha llevado a un box en el que tenía que prepararme para la cirugía. Una vez más nos explicó lo que iba a pasar. Alrededor de las 9 me llevarán al quirófano, la intervención tendrá una duración de 15-20 minutos y luego pasaré un tiempo en la sala de recuperación hasta que me despierte (el tratamiento y el despertar deben durar alrededor de una hora). Entonces me devolverán de nuevo al box, me darán algo de comer y de beber, y si me siento bien y puedo orinar, podremos volver a casa. Mientras yo tenga la punción, mi marido tiene que producir una muestra de semen y llamar a la enfermera cuando la tenga, ella va a llevarla al laboratorio.

Así ha sucedido, todo el proceso ha sido exactamente como nos ha dicho la enfermera. El tratamiento no me ha dolido, me senta un poco confundida después de la anestesia (se ve que tienen costumbre de usar gorros de dibujos, la anestesista tenía un gorro de gusanitos), pero estos efectos también han pasado bastante rápido. Mi marido me estaba esperando en el box, me han dado de comer galletas, 2 lonchas de jamón dulce, un zumo y agua.

Luego ha venido la bióloga con la información que han obtenido 24 ovocitos, que es muy buena cantidad, que en ese momento los fertilizarían y el lunes por la mañana van a llamar diciendo cuántos eran maduros y cuántos han conseguido fertilizar, es decir, en cuántos se va a empezar el proceso de la división celular – en esta etapa, si todo empieza bien, se deben ver dos núcleos en el óvulo. Luego van a llamar cada dos días con información sobre el progreso.

También nos ha visitado el médico que ha hecho la punción, ha confirmado la información acerca de los 24 ovocitos extraídos y nos ha dado el alta. Según él, todo ha ido muy bien y si siento un dolor en la parte baja del abdomen puedo tomar paracetamol. También ha traído resultado del espermiograma que hicieron de la muestra que ha aportado mi marido – resulta que los parámetros están muy bien, la movilidad es de 65%, la más alta hasta ahora, especialmente pensando que empezamos con una sobre 30%. Parece que los suplementos que está tomando funcionan. Lástima que no había el resultado de formas normales, para saber si este parámetro también ha mejorado. Y ya está, podiamos ir a casa.

El resto del día lo he pasado en la cama, tal como me han dicho los médicos, viendo Anatomía de Grey (da vergüenza admitirlo) y mi querido marido me estaba trayendo las siguientes raciones de de comida (incluyendo pollo a l’ast)  😀

FIV

Las cosas se aceleran – los últimos controles

Durante el control del viernes salió que sería mejor hacer la punción el domingo, según indican el tamaño de los folículos y el nivel de estradiol (sin embargo no nos explicaron los detalles). En la ecografía encontraron 17 folículos de buen tamaño, por lo tanto, esa noche tuve que hacerme una inyección de Ovitrelle y el sábado por la mañana ir a hacer una prueba de orina para asegurarse que Ovitrelle funcionó y para recibir las instrucciones detalladas de la punción. La hora de la inyección de Ovitrelle me la tenían que confirmar por teléfono por la tarde.

Entonces, sobre las 20h llamó la enfermera diciendo que la inyección la tengo que hacer a las 21:15, y mi marido tiene que tomar un antibiótico aproximadamente 2 horas después de la cena. Así lo hicimos.

Ovitrelle

Alrededor de las 22h nos llamó nuestro médico. Ya que no estaba el viernes y toda la información nos la transmitió otro médico, quería confirmar todo y preguntar si estábamos bien. Explicó que se decidió hacer la punción el domingo, porque resultó que el aumento de los niveles de estradiol disminuyó, lo que supuestamente demuestra que los ovarios han alcanzado su máximo y es mejor hacer antes la punción, especialmente dado que el tamaño de los folículos es el apropiado.

Hoy, sábado por la mañana, nos dirigimos de nuevo a la clínica. Esta vez no me hicieron la eco ni el análisis de sangre, solamente un prueba de LH en la orina, para asegurarse de que el Ovitrelle ha funcionado correctamente (salió positivo, entonces todo bien). A continuación, una enfermera nos ha dado más instrucciones para la punción. En el hospital tenemos que estar a las 7:45 de la mañana, la punción está prevista para las 09:15 (36 horas después de la inyección de Ovitrelle). Me han dado medicamentos antieméticos (para evitar el vómito) para tomar por la noche del sábado y el domingo a las 7:15 de la mañana. Tengo que estar en ayunas por lo menos 8 horas, llegar sin maquillaje, sin las uñas pintadas ni joyas, como en cada caso con anestesia. Mi marido ha recibido un bote para el semen, que debe proporcionar más o menos al mismo tiempo en que a mi me van a hacer la punción. Y eso es todo. Espero que consigamos algunos ovocitos…

FIV

Los siguientes controles

Tercer control (martes 16/05)

El siguiente control tuvo los mismos pasos que los anteriores: un análisis del nivel de estradiol, una eco y luego una visita con nuestro médico.

En la eco encontraron 2 folículos más, ya tenemos 13. Según el médico que hizo la eco es un número muy bueno, se considera que la presencia de 10-15 folículos está bien.

Luego nuestro médico principal revisó todo de nuevo y dijo que todo parece correcto, los folículos están creciendo de manera más o menos uniforme, lo que es una buena señal, pero no crecen demasiado rápido, entonces el primer plan de la punción se mueve de viernes-sábado a domingo-lunes. Tengo que seguir con las inyecciones sin cambios (225 UI del Gonal y 75 UI de Meriofert por las tardes y Orgalutran por las mañanas). Dado que durante la visita todavía no tenían los resultados del nivel de estradiol, me dijeron que me van a llamar por la tarde para confirmar todo.

El siguiente control lo tenemos el jueves 18 de mayo.

Dado que las inyecciones de Orgalutran las hago sobre las 9:30 por la mañana y se acercaba la hora, pregunté dónde me lo puedo poner, porque en todos los baños en la pared hay carteles informando de la prohibición de administrarse los medicamentos allí. Resultó que en la situación que se necesita ponerse una inyección, lo hace una enfermera. Me llevaron a una consulta, la enfermera cogió la jeringuilla y en 5 segundos me hizo la inyección, sin más, yo necesitaría como mínimo 10 minutos 😀 Entre que quito las burbujas de aire de la jeringuilla sacudiendola sutilmente, luego elijo el sitio, lo limpio, lo pincho… ella chasqueó la jeringuilla dos veces con tanta fuerza que pensaba que se va a romper en trocitos (no se rompió), luego advirtió “habrá un pinchazo”, lo pinchó y está.

Cuarto control (jueves 18/05)

Esta vez fui sola, porque al mismo tiempo mi marido tenía, planificada ya desde enero, una visita con un andrólogo en la seguridad social. Estaba muy preocupado porque no podía acompañarme, pero al final decidimos que sería mejor que fuera a esta visita para que no se nos pase y para que no nos echen del programa de la SS.

El escenario era como en las veces anteriores: una analítica de sangre, una eco, una visita.

El médico que hace las eco definitivamente tiene una manera distinta de expresar las cosas que nuestro médico principal. Después de la eco gritó: “Perfecto! Están creciendo muy bien!”. El comentario de nuestro médico: “El ciclo parece transcurrir favorablemente”. Cada uno tiene su estilo 😀

Como en la visita anterior, todavía no tenían los resultados del análisis de estradiol, entonces las dosis definitivas de los medicamentos me las tendrían que confirmar por la tarde por teléfono. Dado que se me han terminado ya casi todos los medicamentos y parece que hay que seguir con la estimulación, el plan para los siguientes dos días (jueves y viernes) sería el siguiente:

  1. El jueves por la mañana el Orgalutran, por la tarde 225 UI de Gonal y 75 UI de Meriofert, entonces como hasta ahora
  2. El viernes por la mañana el Orgalutran y por la tarde 150 UI de Gonal y 2 veces de 75 UI de Meriofert, porque no estaba segura si tengo suficiente Gonal para la dosis entera de 225 UI. El Gonal no se puede comprar en candidad pequeña y después de hacer la solución habría que tirar el resto, entonces para que salga más económico, puedo cambiar una parte de Gonal por Meriofert que se puede comprar por inyecciones individuales.

El siguiente control es el sábado por la mañana, no hace falta venir el viernes.

El resto de la visita transcurrió planificando los siguientes pasos.

La punción está planificada para el lunes o martes (22-23 de mayo), lo van a confirmar el sábado, entonces también nos dirán a qué hora hay que hacer la inyección de Ovitrelle (tiene que estar hecha a una hora precisa). El día siguiente de la punción empezaré a tomar unas pastillas de progesterona, por via vaginal, cada 8 horas, hasta el domingo 28 de mayo incluido. El lunes 29 de mayo ya deberíamos saber el numero definitivo de embirones que se consiguió biopsiar, entonces el viernes 2 de junio por la mañana tenemos una visita para comentar los resultados del ciclo. Durante esta visita me van a hacer una eco y dependiendo de la resultado de ésta y de la cantidad de embriones, vamos a decidir que hacemos, si planificamos el transfer o el siguiente ciclo de estimulación.

En la farmacia de delante del hospital sin problemas he podido comprar los medicamentos que me faltaban (necesitaba 2 inyecciones de Orgalutran y 3 de Meriofert).

Por la tarde ha resultado que hay un cambio de planes. Me ha llamado una enfermera diciendo que han llegado los resultados de estradiol y el médico prefiere verme mañana, el viernes, y no el sábado como hemos establecido antes. Ella no conocía los motivos exactos pero le parecía que es porque los niveles de estradiol han salido más altos de lo que esperaban y prefieren controlar el ciclo con más detalle, por si acaso, por si ocurre que están creciendo más rápido, Entonces hoy tengo que hacerme una inyección como siempre y durante la visita de mañana nos dirán como seguimos…

FIV

Los primeros controles de la estimulación

El viernes 12 de mayo tuvimos nuestro primer control de estimulación ovárica, después de 4 días de inyecciones de Gonal F y Meriofert. La visita empezó con un análisis de sangre para verificar los niveles de estradiol. Luego tenía una eco para ver cómo se desarrollan los folículos y a continuación una visita con el médico para comentar los resultados y decidir sobre el curso del tratamiento.

Durante la eco resultó que las cosas no pintaban tan bien como se podría pensar. En el ovario derecho, a parte del quiste, la médica encontró sólo 3 folículos, en el izquierdo un poco más, 4; ya que el total eran 7.  Además no demasiado grandes, tenían sólo 6-7 milímetros de diámetro.

La visita posterior con nuestro médico confirmó lo que nos dijeron en la ecografía – basándose en los resultados de mis pruebas previas de las hormonas (incluyendo antimuleriana) y el número de folículos antrales se esperaba que la respuesta a la estimulación sería mejor y habría más folículos. Por otro lado, el nivel de estradiol era bastante alto para este número de folículos (el médico no nos dijo el valor concreto, se limitó a decir que era alto y parecía estar bien), lo probable es que aparezcan algunos nuevos. Sin embargo, debido a la mala respuesta se me incrementó la cantidad de Gonal que tengo que inyectarme de 150 UI a 225 UI y aún no tenía que empezar con las inyecciones de Orgalutran, aunque el plan original era empezarlas ese mismo día.

Salimos de la consulta bastante deprimidos, habíamos esperado unos efectos de la estimulación mucho mejores, pero claro, no se puede hacer nada. Además resultó que los controles duran bastante, en la clínica pasamos más de dos horas, porque a pesar de que teníamos una hora asignada para la visita y que además vinimos antes de tiempo, entre cada etapa había que esperar un tiempo bastante largo. Hay que tenerlo en cuenta al planificar el día, especialmente teniendo en cuenta que las visitas se llevan a cabo durante las horas de trabajo. Afortunadamente, este día no fue un problema.

La siguiente visita la teníamos prevista para el domingo 14 de mayo, por la mañana.

La visita del domingo tenía las mismas etapas. En primer lugar, el análisis de sangre, luego la eco y consulta con un médico. Afortunadamente, esta vez fue un poco más rápido y en su conjunto duró aproximadamente una hora. Esto fue probablemente debido a un menor número de pacientes, pero igualmente me sorprendió el número de parejas en la sala de espera.

Durante la eco resultó que hay nuevos folículos! El ovario derecho tiene ahora 5 y el izquierdo 6 que en total dan 11 folículos. El número todavía no es impresionante, pero se ve un poco mejor aunque probablemente ya no aparecerán folículos nuevos. Los folículos tienen entre 9 y 13 mm de diámetro.

La médica nos dijo también de empezar ya mismo con las inyecciones de Orgalutran, nos mostraron cómo hacerlas y pudimos volver a casa.

Orgalutran (para los amigos ‘orangután’ 😉 ) se compra ya en forma de jeringas precargadas, la caja es de 5 jeringuillas con agujas, cada una cargada de fármaco. El prospecto dice que las inyecciones deben hacerse en el muslo, pero la enfermera dijo que las puedo hacer en el estómago, como Gonal y Meriofert, porque entonces duele menos, especialmente sabiendo que pican un poco.

Después de volver a casa, me hice la primera inyeccion (es verdad que escuecen) y pasé el resto del día tratando de enfocar toda mi energía a los ovarios para ayudarlos, pobrecitos, en el trabajo 😉

Mi humor mejoró un poco con las noticias de los nuevos folículos, pero igualmente esperaba mejor resultado de la estimulación. Un segundo o tercer ciclo ya claramente han aparecido en el horizonte, porque según las estadísticas necesitamos una gran cantidad de embriones para conseguir unos sanos. Probablemente el malestar y pensamientos oscuros los tengo en parte debido a las hormonas, me siento peor que antes de la menstruación, todo me molesta y me pone nerviosa (he tenido que realmente esforzarme para no tirar a la camarera los restos de pasta, cuando la chica inocentemente me preguntó si me gustó el plato, ya que no me lo terminé; entiendo que quería ser agradable pero mejor que mire en su plato y no haga comentarios sobre el mío!), me duele el pecho (también mucho más que antes de la menstruación) y el abdomen lo tengo lleno de puntitos. Pero bueno, espero que mi marido aguante conmigo un poco más 😉 Por ahora, me ha regalado un juego de calcetines con animalejos muy monos y una taza con el texto: “Lo que parece imposible a veces sólo tarda un poco más” :*

calcetines

vaso

El siguiente control lo tenemos el martes 16 de mayo.

FIV

Las primeras inyecciones de Gonal y Meriofert

¡Qué estrés!

Durante los primeros cuatro días de la estimulación ovárica, todas las noches tengo que hacerme una inyección subcutánea de Gonal F y Meriofert.

Durante la estimulación antes de la inseminación artificial, el Gonal que se me recetó estaba en forma de un líquido colocado en una “pluma” especial a la que se enroscaba la aguja, marcaba la dosis y se hacía la inyección. Ahora es diferente.

En la caja de Gonal vienen un vial de Gonal F en polvo, una jeringa con suero y con aguja grande y 15 jeringuillas con agujas pequeñas. El primer paso es inyectar al vial todo el suero con la aguja larga para disolver el polvo. La solución preparada de esta manera se utiliza posteriormente para los próximos días, cogiendo la cantidad prescrita con las pequeñas jeringas desechables. En nuestro caso en este momento son 150 UI. La ampolla con la solución restante se debe almacenar en la nevera hasta se termine la solución o el proceso de la estimulación.

El Meriofert que me recetaron es un poco diferente. La caja contiene 10 bandejas pequeñas y en cada una hay un vial de medicamento, la jeringa llena de suero y dos agujas, una grande y una pequeña. La aguja grande se utiliza para inyectar el suero al vial y luego para mover todo el contenido del vial a la jeringa. La pequeña se usa para la inyección.

Cómo tengo que hacerme inyecciones de ambos fármacos, durante la visita del lunes, la enfermera nos mostró cómo preparar una inyección única de las dos hormonas para evitar pinchazos dobles. Hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Del vial con Gonal previamente disuelto coger con la jeringa pequeña que viene en su caja, Ia cantidad prescrita (150 UI). Dejarlo reservado.
  2. De la jeringa con suero que viene con Meriofert eliminar la mitad del líquido (al lavamanos, es sólo una solución salina). La jeringa debe entonces llevar puesta la aguja larga.
  3. Al vial con el polvo de Meriofert inyectar todo el contenido de la jeringa de Gonal que se preparó en el paso 1. A continuación, añadir todo el suero de la jeringa preparada en el paso 2. Y así tenemos la solución inyectable preparada (el polvo se disuelve muy fácilmente, no se necesita hacer nada extra). Cada vial de Meriofert contiene ya 75 UI del medicamento, todo lo que necesita para una sola inyección.
  4. Todo el contenido del vial de Meriofert, que ahora incluye también el Gonal, hay que meterlo en la jeringa de Meriofert, usando la aguja larga.
  5. Ahora hay que cambiar la aguja poniendo la pequeña, de las inyecciones y eliminar cualquier burbuja de aire.
  6. Coger entre dos dedos un pellizco de piel en el abdomen alrededor del ombligo y hacer la inyección.

Fácil y rápido 😉

gonal meriofert kit

Todo esto, por supuesto, hay que hacerlo en una superficie limpia, los viales y la piel deben ser desinfectados con alcohol.

Hasta ahora me hice dos de estas inyecciones (el lunes y el martes) y cada vez la preparación de la jeringa me llevó 20 minutos y una gran cantidad de estrés, incluyendo las manos temblorosas. Todo parece simple, pero me siento que estoy haciendo algo mal, que está mal preparado el Gonal, que estoy usando una dosis incorrecta, de que las burbujas no quieren salir de la jeringa… Las inyecciones en sí no me molestan tanto como su preparación, espero que después de unas cuantas más será mejor…

FIV·Visitas al médico

Visita para empezar la estimulación para FIV-DGP

El lunes 8 de mayo (es decir, ayer), teníamos programada una visita con el médico, para confirmar oficialmente el inicio de nuestro primer ciclo de in vitro con diagnóstico genético preimplantacional (FIV-DGP), y por lo tanto, la estimulación ovárica.

Esa misma mañana tuve una eco, para confirmar que las píldoras anticonceptivas, que he estado tomando durante casi tres semanas, hicieron su trabajo y los ovarios dejaron de funcionar, y que todo está en orden. La prueba mostró que el ovario izquierdo se ve bien, pero que en el ovario derecho se creó un quiste descrito como funcional, de un tamaño aproximado de 3 cm. El informe también decía que el útero tiene una forma normal, que es una buena noticia teniendo en cuenta la corrección que tuve hace dos meses.

La visita con el médico la teníamos por la tarde. Pasé todo el día preocupándome por el quiste y navegando por Internet (un poco a escondidas, ya que estaba en la oficina y el estudio de los quistes en los ovarios sin duda no forma parte de mis tareas oficiales) para obtener información sobre cómo su presencia puede afectar a la estimulación y tratar de predecir lo que nos va a decir el médico y si se tendrá que que mover el inicio del ciclo hasta que el quiste desaparezca. No encontré demasiada información, una entrada de blog en el que la chica describió que en su caso le empezaron la estimulación, pero al día siguiente le hicieron la punción del quiste para eliminarlo, otros casos de personas que les hicieron prolongar el período de tomar de la píldora anticonceptiva y esperar hasta que desaparezca el quiste, unos comentarios de unos supuestos médicos en una web que parece médica, que decían que depende de cada caso… vamos, no encontré nada en concreto, como suele ser el caso en la búsqueda de un diagnóstico en Internet.

Finalmente llegó la hora de la visita.

La primera parte era para discutir los resultados de las pruebas que nos mandaron hacer durante la visita anterior. Los resultados de mi revisión ginecológica y de la citología estaban bien, los resultados de la analítica de mi marido también. Y la eco. Según el médico el quiste no debería interferir en nada. Es posible que influya en el trabajo del ovario derecho, y que por eso el ovario no va a reaccionar a la estimulación como debería. Esto se observará durante los controles del ciclo por ultrasonido. Según él, el escenario más probable es que el quiste se absorberá durante el proceso y no afectará significativamente a su resultado. Si resulta que el ovario derecho no responde suficientemente bien a la estimulación, se evaluará la situación y decidirá si interrumpimos el ciclo o tal vez, a pesar de todo, el efecto es lo suficientemente bueno y se puede seguir. La estimulación con quiste no constituye un peligro para la salud (lo pregunté directamente).

Así que empezamos.

El siguiente punto de la visita fue discutir el plan teórico del ciclo de estimulación. Comenzando en el mismo día, durante 4 días consecutivos tengo que hacerme las inyecciones de Gonal F y Meriofert. El quinto día por la mañana, el viernes 12 mayo, tengo una visita de seguimiento, los primeros análisis de sangre para medir los niveles de estrógeno y luego la ecografía y la visita con el médico para comentar los resultados y decidir qué hacer a continuación, si es necesario cambiar la dosis de medicación, si es necesario añadir una nueva, etc. La próxima visita será probablemente el domingo 14, la siguiente el martes 16 y luego todos los días hasta cuando se prevee la punción en los días 19-21 de mayo. Este plan es por supuesto teórico y se actualizará en cada visita, basándose en la respuesta ovárica a la estimulación. Con el progreso del ciclo tendré que empezar a hacer inyecciones de Orgalutran y, a continuación, 36 horas antes de la punción, de Ovitrelle. En el mismo día en el que me inyecte Ovitrelle, mi marido tendrá que tomar un antibiótico (Monurol) que normalmente se utiliza para infecciones del tracto urinario.

Hablamos también de lo que será necesario para realizar la punción – análisis de sangre, electrocardiograma y radiografía de tórax. Como todos estos estudios me los hice hace dos meses, antes de la histeroscopia quirúrgica, siguen siendo válidos y no hace falta repetirlos. Sólo otra vez tengo que firmar el consentimiento para la anestesia.

La última parte de la visita fue la formación sobre cómo preparar y hacer las inyecciones. Gonal esta vez está en forma de ampollas y no en forma de una pluma como lo fue en el caso de la inseminación artificial y hay que prepararlo en una jeringa de inyección normal. Con Meriofert lo mismo, hay que disolverlo y meterlo en una jeringa. Cuando lo mostró la enfermera parecía fácil pero vamos a ver cómo nos va. También nos dieron un teléfono directo a las enfermeras en el caso que tengamos problemas con las inyecciones.

Las dosis de medicamentos con las cuales tengo que empezar son Gonal F 150 UI y  Meriofert 75 UI.

Antes de irnos de la clínica también pasamos por el departamento de atención al paciente para preguntar sobre los detalles del pago. Tenemos que pagar la cuota completa de FIV-DGP y de la vitrificación de embriones. Si el ciclo se interrumpe en un punto y no llega hasta el final, nos van a devolver la parte correspondiente a los servicios no utilizados. Estaría bien si hacemos la transferencia el jueves, porque todo debe estar pagado antes del control del viernes.

Nos fuimos a casa a hacer la primera inyección.